tipos de enjuagues bucales

Tipos de enjuague bucal

El enjuague bucal o colutorio es una solución indicada para complementar el lavado habitual de dientes y debe usarse tras el cepillado y el hilo dental pero nunca como sustituto.

En el mercado existen gran variedad de enjugues bucales a disposición de los pacientes en función de sus necesidades y preferencias personales. A continuación, detallamos los tipos de enjuagues bucales y colutorios:

  • Enjuagues con flúor. Este tipo de enjuague está ideado contra la placa bacteriana y se recomienda en aquellas personas que sean propensas a desarrollar caries. Es cierto que muchas pastas dentales ya han incorporado esta sustancia por lo que comprueba si la composición marca un número igual o superior a 1500 ppm de flúor; en este caso no es necesario complementar el lavado con un enjuague bucal de flúor. Una cantidad adecuada de flúor es importante para los adultos, sobre todo, en el caso de los niños.
  • Los enjuagues bucales estéticos son los más básicos del mercado y están indicados para ayudar a la eliminación de restos de comida que puedan quedar tras el cepillado y el hilo dental. Principalmente, aporta una sensación de frescor y limpieza a nuestra boca.
  • Los enjuagues antisépticos reducen e inhiben la gingivitis. Tras una cirugía oral o de tratamientos periodontales, promueven la curación y la reducción de la carga microbiana, evitando infecciones. También son útiles en la curación de llagas o úlceras, reduciendo el dolor y evitando infecciones.

Preguntas frecuentes sobre los enjuagues bucales

  • ¿Enjuagues con o sin alcohol? La cantidad de alcohol que recomendamos es pequeña; por ejemplo en pacientes con síndrome de boca ardiente, boca seca u otras irritaciones orales, es recomendable elegir un enjuague bucal sin alcohol para no agravar la patología.
  • Enjuagues bucales o colutorios. El colutorio es una solución acuosa con una mayor densidad que el enjuague bucal; es, por tanto, más espeso y puede incluso aplicarse con un pincel justo en el lugar de la afección, donde está el flemón o la llaga. Por su lado, el enjuague bucal es un preparado líquido que suele utilizarse después del cepillado de dientes.
  • ¿Cómo usar el enjuague bucal? Vierte el contenido del enjuague, unas 4 cucharaditas en la boca, y enjuaga tu boca durante unos 30 segundos completos. Haz gárgaras y, finalmente, escupe la solución. Es importante que no tragues el líquido ya que no está preparado para su consumo de esta forma. Se recomienda no comer hasta dos horas después del enjuague bucal.
  • ¿Para qué sirven los enjuagues bucales? Los enjuagues bucales contienen, generalmente, un agente antiséptico que se añade para matar los microbios infecciosos presentes en la boca.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Otras entradas relacionadas

hipoplasia dental

La Hipoplasia dental

En nuestra Clínica Dental Carlos Gavira, queremos asegurarnos de que todos nuestros pacientes comprendan las diversas condiciones que pueden afectar su salud